lunes, 19 de diciembre de 2011

Yo también me he dado cuenta

Nadie es capaz de entenderlo mejor que yo. Esa frustración, inquietud, impotencia, ansiedad, nervios, desesperación y el profundo dolor que se siente. Nadie puede entenderlo, es algo que nadie llegará a sentir jamás, algo que no me deja ser yo, que me está consumiendo constantemente.
Odio cometer los mismos errores una y otra vez, fingiendo caminar, cuando aún sigo en el mismo lugar. Alguna vez, sólo una maldita vez, me gustaría  sentir algo diferente. Poder quedarme callada, sólo observando y nada más.
Te llegas a dar cuenta de que es tan grande que te supera, que está totalmente por encima de tí. Muy pocas veces he sentido que tenía el control, es como si caminara siempre en círculos, intentando hacer que todo parezca más bonito y no me hubiera servido para nada.
Mi corazón se terminará cansando de aguantar y de caminar sin rumbo, aunque primero tengo que averiguar dónde lo he dejado.
Después de todo, mis dudas me seguirán a donde quiera que vaya, ellas hacen conmigo lo que quieren.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aquí puedes opinar sin miedo, ¡No te cortes! Me gustará escucharte :) Besos.